EXPLICACIÓN ABREVIADA



EXPLICACIÓN COMPLETA | EXTENSA



INFORMACIÓN
VOLUMEN
PRONUNCIACIÓN
POSTURA
DESARROLLO


IMPACTO
ADEMANES
INTRODUCCIÓN


MOTIVACIÓN
VELOCIDAD
TONO DE VOZ
PRESENCIA
CONCLUSIÓN


ENTRETENIMIENTO


LECCIÓN 1















"¡SI NO SABES, CÁLLATE!"

Significa que preguntes e investigues bien los asuntos antes de abrir la boca. Si alguna vez te dijeron que en oratoria "El cielo es el límite, te engañaron. El límite es tu conocimiento. Lo más importante es la información. Si tu conocimiento está mal fundado, es mejor que te calles. De lo contrario, te estrellarás frontalmente contra el auditorio y no te gustará cuando alguien te corrija delante de todos.

Cierto hombre comenzó a hacer comentarios negativos acerca de cierto proyecto, criticando detalles acerca de los cuales no estaba bien versado. De hecho, a cada rato demostraba que era un ignorante y no sabía dónde estaba parado. Sin embargo, creía que dominaba el tema. ¿Y a quién estaba dirigiéndose sin saberlo? ¡Al jefe del proyecto! Su tremenda boca lo hizo quedar en ridículo. Cuando un observador preguntó al ingeniero: "¿Por qué no lo puso en su lugar y le dijo que usted estaba a cargo?", este contestó: "Porque me parecía facinante la manera tan interesante que tenía de quedar en ridículo. El tipo era todo un show. ¡Daba lástima!".

Por eso, en caso de algún lapsus, lo mejor siempre es reconocer con hidalguía que nadie puede saberlo todo.

  • INTERÉS. Interésate profundamente en el tema del discurso y esfuérzate por darle toda tu atención.
  • INVESTIGACIÓN. Investiga lo más a fondo posible todos los detalles relacionados con el asunto, para asegurarte de que estás en lo correcto.
  • INTERPRETACIÓN. Enfoca el tema de manera que puedas darle una interpretación sencilla, adaptada al oyente, especialmente si hay niños o jóvenes.
  • VISUALIZACIÓN. Cierra los ojos e imagina vívidamente la presentación tal como quisieras hacerla y ensáyala así.
  • VITALIDAD. Usa ejemplos y casos para dar vida a tus palabras. Un discurso sin ejemplos es un discurso cadáver.


  • VIVENCIA. Respalda tu palabra con el ejemplo. Es un desastre que alguien piense: "Dice, pero no lo hace". Eso socavaría la confianza y, por ende, fracasaría cualquier intento de persuación.


___
www.oratorianet.com



LECCIÓN 2

"¡SI LO SABES, DILO FUERTEMENTE!"

Significa que hables con suficiente potencia como para que todos en la sala te escuchen cómodamente, pero nunca tanto que parezca que ladras como un perro.
  • Ejercicios de respiración. Cuenta hasta 100 en voz alta con una sola respiración. Poco a poco lo lograrás. Ayudará a intensificar tu voz y sentirás una mayor tranquilidad al no tener que jadear por aire a cada rato. Puedes intensificar este ejercicio subiendo un poco más el volumen de voz. Pero no te excedas. Es solo un ejercicio.
  • Ejercicios de resonancia. Di "¡Paola!" dentro de una sartén, después dentro de una olla. Luego, procura lograr la profundidad del sonido de la olla pero sin la olla. ¡Siéntela en el pecho! Dará profundidad e imagen a tu voz ayudando a la modulación e infundiendo más respeto y dignidad al mensaje.

    Un hombre llamó por teléfono a un amigo, pero contestó su esposa: "¿Quién es usted, señorita?", suponiendo que lo llamaba una mujer. Le recomendé el ejercicio de la olla y en poco tiempo había cultivado una voz más varonil.
  • Ejercicios de decisión. Toma la firme resolución interior de alzar la voz un poco más de lo normal. ¿De qué sirve una puerta de seguridad si la dejas abierta? Igualmente, ¿de qué sirve una buena decisión si no la tomas ni te apegas a ella?

La clave no está en la fuerza, sino en la resonancia y en aprender a sacarle provecho al micrófono, si dispones de uno. Cuanto más aprovechas tu resonancia, menos fuerza tienes que hacer, y más modulada sale tu voz.
___
www.oratorianet.com






LECCIÓN 3

"¡Pronuncia correctamente!"

EXPLICACIÓN COMPLETA | EXTENSA

Procura que el sonido de las letras de las palabras reciban suficiente golpe de aire para que suenen como son y no se presten a ninguna confusión. Podrías provocar muchos problemas si dijeras "de 2 a 3" de modo que suene "de 12 a 13" o "de 2 a 13", o "de 12 a 3". Por eso se dice que una buena pronunciación es una excelente carta de presentación. Porque la gente que se deja entender bien, es un haber en cualquier proyecto. Refleja buena educación y cultura.
Ejercicios de flexibilidad de los labios. Mete y saca los labios a toda velocidad como diciendo mu mu mu mu mu mu mu. Dará elasticidad a tus labios y te será mucho más fácil pronunciar las palabras.

Ejercicios de flexibilidad de la lengua. Dobla la puntita de la lengua hacia arriba y hacia abajo a toda velocidad. Dará elasticidad a tu lengua y te será mucho más fácil marcar una clara distinción entre las diferentes palabras. Por ejemplo, entre 2 y 12, o entre "la placa luce bien en tu automóvil" y "la flaca Lucy viene en tu automóvil".

Ejercicios de lectura en voz alta. Lee en voz alta libros y revistas de buena reputación. No solo conocerás cómo se escriben y dicen las palabras, sino que añadirás nuevas palabras y construcciones gramaticales a tu diccionario mental, incrementando tu cultura general. Y ¿cómo supiste todo esto? ¡Porque estás leyendo ahora mismo!

www.oratorianet.com






LECCIÓN 4

"¡ Plántate sobre tus pies!"

EXPLICACIÓN COMPLETA | EXTENSA

Párate, siéntate y camina reflejando equilibrio, estabilidad emocional, aplomo, seguridad y confianza. Tu postura habla sin palabras, y dice mucho más de lo que parece. Al público le interesa el discurso, no cómo te paras. Pero si te bamboleas y proyectas inestabilidad o falta de equilibrio, sí prestarán atención a tu postura, y se darán cuenta de que tienes un problema de confianza, lo cual no solo distraerá la atención, sino enviará un mensaje claro: "No tengo confianza, y no soy de fiar".
Quieto en puntos principales. Los puntos principales requieren la mayor concentración del auditorio. No lo distraigas balanceándote a cada rato.

Flexible en puntos secundarios. Los puntos secundarios no requieren tanta concentración. Puedes ser más flexible con tu postura.

www.oratorianet.com






LECCIÓN 5

"¡Y divide tus ideas en tres!"

EXPLICACIÓN COMPLETA | EXTENSA


Ordena tus ideas siguiendo una lógica sencilla que todos puedan acoger fácilmente con sus pensamientos. Apoya tu argumento sobre dos o tres ideas troncales. Tal como una hamaca descansa sobre dos postes. La hamaca representa la segunda idea troncal del discurso, y los postes, la primera y la segunda.
A. De problema a solución. Primero menciona el problema y después la solución, o viceversa. Por ejemplo: Baja producción por desaliento rquiere más motivación.

B. De causa a efecto.Primero mencionas la causa y después el efecto, o viceversa. Por ejemplo: El exceso de alcohol produce accidentes de tránsito.

C. Cronológico. Presentas las ideas de acuerdo con un horario. Por ejemplo: Objetivos anuales, semestrales, mensuales, semanales o diarios.

D. Por grupos naturales. Sigue un orden conforme a su naturaleza. Por ejemplo: Mar/cielo/tierra, oro/plata/cobre, minerales/plantas/animales.
Respecto al propósito u objetivo de las diferentes partes del discurso, el comienzo sirve en general para captar la atención, el argumento es para explicar persuasivamente el asunto, y el final, para mover a acción.

www.oratorianet.com







LECCIÓN 6

"¡Dales un buen martillazo!"

EXPLICACIÓN COMPLETA | EXTENSA


Los carpinteros expertos clavan los clavos de uno a tres martillazos. Punto. Igualmente debes hacer con tus ideas. Figuradamente, son como clavos, y la manera como las dices debe impactar como si martillaras la idea. Usa ejemplos, ilustraciones, anécdotas, casos y estadísticas que impacten. Lo recordarán para siempre.
Impresión. Habla de modo que sientan la palabra. "Agua que fluye" debe sonar diferente de "ardía como un fuego". El volumen, velocidad, tono de voz, pronunciación, gestos y ademanes afectan la manera como los oyentes perciben tus palabras. Si dices "ardía como un fuego" con un tono de "agua que fluye", no imaginarán ni sentirán el fuego; y si dices "agua que fluye" en un tono de "ardía como un fuego", no les llegará al corazón. Si lees un pasaje sagrado en un tono de "¡¡Señoras y señooores, pasen al circo!!", los trasladarás imaginariamente a un circo, no a un recinto sagrado.

Repetición. Que no te baste con mencionar las cosas importantes solo una vez. El oyente necesita que se las repitan, porque se distrae fácilmente. Mientras el mensaje sale de la boca del orador a razón de unas 15 palabras cada 5 segundos, los pensamientos del oyente vuelan a más de 30 en el mismo tiempo. Suficiente para distraerse con cualquier cosa.

Asociación. La memoria trabaja en cadena asociando lo abstracto con lo concreto. Di: "Fue tan rápido como un silbido". Usa frases célebres, citas literarias, preguntas interesantes, anécdotas, ilustraciones, cuentos, relatos, ejemplos, fábulas, casos, experiencias, historias, estadísticas, encuestas, resultados de investigaciones, refranes, versos, poemas breves y proverbios, y relaciónalos de manera práctica con el asunto que estás tratando.

www.oratorianet.com







LECCIÓN 7

"¡Manos arriba enfáticamente!"

EXPLICACIÓN COMPLETA | EXTENSA



Usa tus gestos y ademanes con energía y vigor. Los ademanes flojos, indefinidos o escasos matan la presentación. Si observas la naturaleza, notarás que la mayoría de las personas gesticulan eficazmente cuando hablan cotidianamente. Si dejan de hacer eso en la plataforma de los oradores, comunicarán falta de seguridad en sí mismos. Los ademanes transmiten lo que está ocurriendo en nuestro cerebro. Si tus oyentes no ven ademanes, no verán lo que tú estás viendo.

Usa ademanes enfáticos. Los ademanes enfáticos expresan convicción. Alza con energía el dedo índice y di: "¡Eso es muy importante!". Si lo alzas débilmente, no convencerás a nadie.
Ademanes descriptivos. Los ademanes descriptivos estimulan la imaginación. Muestra el puño cerrado y di: "Su corazón era duro como una piedra", luego abre la mano y di: "Pero le gustaba recibir dinero".

www.oratorianet.com








LECCIÓN 8

"¡Y planifica tu arranque!"

EXPLICACIÓN COMPLETA | EXTENSA


La introducción es para captar la atención y despertar el interés en lo que vas a decir inmediatamente después.

Define bien las 5 ó 10 palabras que dirás al empezar. Usa uno de estos recursos:
Usa una pregunta
Exhibe un objeto u apoyo visual
Menciona una frase célebre o cita literaria.
Cuenta un anécdota o historia

www.oratorianet.com






LECCIÓN 9

"¡Aplica las 5 vocales!"

EXPLICACIÓN COMPLETA | EXTENSA


Aplicar las 5 vocales (AEIOU) significa expresar:
Aprecio. Valora a las personas por lo que son, no por lo que puedes obtener de ellas. Decir "Gracias" es la mínima expresión de aprecio que los demás esperan que digas cuando te ayudan, te hacen un favor o te perdonan.

Empatía. Ponte en el lugar de la otra persona. Decir: "Comprendo" es lo menos que esperan los demás cuando te cuentan un problema o manifiestan limitaciones.

Interés. Las personas esperan que las mires a los ojos cuando te diriges a ellas o te saludan. Toma la iniciativa al saludar e inicia el diálogo. Haz preguntas discretas.

Obsequiosidad. Obsequia algo, una sonrisa, un gesto, un regalo. Nada tiene tanto poder para abrir un corazón herido como un regalo sencillo pero significativo.

Urbanidad. Conserva una respetuosa distancia con la otra persona. Usa frases de cortesía, tales como "Gracias", "Por favor", "Encantado", "Es un placer", "Permítame ayudar".
www.oratorianet.com







LECCIÓN 10

"¡Habla 14 palabras cada 5 segundos!"

EXPLICACIÓN COMPLETA | EXTENSA


No hables ni muy rápido ni muy lento. La cadencia por excelencia son unas 12 a 16 palabras cada cinco segundos, como velocidad promedio, y hacer pausas inteligentes, bien pensadas.

Habla 14 palabras cada 5 segundos como promedio general. Es una velocidad dinámica que facilita el entendimiento.

Pausa de expectativa. Es un silencio antes de decir una palabra o frase clave, o de cierto gesto.

Pausa de énfasis. Es un silencio después de decir una palabra o frase clave, o de cierto gesto.

Pausa de reflexión. Es un silencio más o menos largo para que el auditorio o interlocutor sienta que estás reflexionando en lo que se acaba de decir. Lospalabreros nunca hacen pausas de reflexión, porque necesitan llenar todos los espacios con su palabra.

Puedes acelerar en los puntos secundarios, pero debes controlarte y detenerte antes de entrar o regresar a los puntos principales.

www.oratorianet.com







LECCIÓN 11

"¡Usa un tono de voz agradable!"

EXPLICACIÓN COMPLETA | EXTENSA


Haz ejercicios de modulación y habla cantando agradablemente, a veces fingiendo diferentes estados de ánimo.
Modulación. Aplica variedad a tu tono de voz para crear un efecto agradable al oído y contribuir a que acepten positivamente lo que dices.

Habla cantando. Hablar cantando es lo que hacen los mejores locutores. No repitas la misma melodía una y otra vez, como si no tuvieras otra canción en tu repertorio. Cambia el ritmo y la melodía musical de tu voz. Es absurdo repetir y repetir y repetir el mismo tono, las mismas pausas, los mismos énfasis a cada rato. Eso se llama monotonía.

Estado de ánimo. Tu modulación es afectada por tu estado de ánimo. Un orador apático produce tonos apáticos; y un orador alegre, tonos alegres. Es absurdo decir en tono de rabia: "El amor es tierno". Igualmente absurdo es decir: "Le quemaron el cabello" en tono apático.

www.oratorianet.com







LECCIÓN 12
"¡Cuida tu imagen!"

EXPLICACIÓN COMPLETA | EXTENSA


Presta atención a tu aspecto general, a tu apariencia y reputación, a todo lo que representas, porque de seguro tus oyentes reaccionarán bajo la influencia de lo que vean. La gente te trata según lo que ve con sus ojos. Arréglate de un modo que expreses respeto por tus oyentes y por la dignidad de la ocasión.
Limpieza. Aséate debidamente. Arregla tus dientes. Quita el mal aliento de tu boca. Usa un buen desodorante.

Orden. Muestra equilibrio, modestia y armonía en el vestir. Elbert Hubbard escribió en su famoso panfleto "Un mensaje a García": "No hay recomendación en los harapos." Y es cierto. Usa un espelo. Pregunta a un amigo de confianza que destaque por vestir bien.

www.oratorianet.com







LECCIÓN 13

"¡Y sube en el cierre!"

EXPLICACIÓN COMPLETA | EXTENSA


Eleva la motivación al llegar a la parte final del discurso. Sube un poco el volumen y el tono, produce ademanes más vigorosos y acelera un poco la velocidad de las palabras. Subir en el cierre significa aumentar el entusiasmo al llegar al cierre o final de la exposición. ¡Ponerle pasión! Cuando llegues al final, dale un poco de énfasis a tus cualidades físicas, volumen, velocidad, tono, pronunciación, postura y ademanes.
Resumen global. Termina con un resumen global de las principales conclusiones a que llegaste. Condensa el punto principal en una pastilla de unas cuantas palabras.

Solicitud. Dales una orden discreta, a manera de ruego, súplica o ánimo final. Pero dirígete al oyente en un plano individual.

Razón o propósito. Ofréceles un incentivo o motivación que los impulse a querer hacer lo que les pides.

www.oratorianet.com







LECCIÓN 14

"¡Y bájate del burro!"

EXPLICACIÓN COMPLETA | EXTENSA


No tenemos nada contra los burros, pero "¡Bájate del burro!" significa "¡No me aburras!". Nadie va a ver una carrera de burros. ¡El público quiere acción! Sin embargo, no confundas entretener sanamente con hacer bromas. Entetener significa hacer más llevadero y menos tedioso el discurso, lo cual puede lograrse creativamente. El Dr. Maxwell Maltz, autor de Principios de Psicocibernética, decía: "Cuando cesa el entretenimiento, cesa el aprendizaje". Aburrir al auditorio es violar la Cuarta Ley. Es comparable a sentarte en una sala de espera lúgubre esperando a un médico poco servicial. ¡Uácala!
Participación activa. Que tus oyentes hagan algo durante el discurso o la conferencia. Por ejemplo, aplaudir, ponerse de pie, tomar apuntes, repetir frases en coro. Preguntas y respuestas, pedirles comentarios y opiniones personales durante la explicación, o llevar a cabo una escenificación o dramatización de un punto principal.

Imágenes mentales. Háblales usando imágenes mentales. En vez solo de decir: "lejos", añade algo más: "Lejos como de aquí hasta la Luna". En vez de solo decir: "fuerte", añade: "fuerte como un toro". En vez de solo decir: "astuto", di: "Astuto como una culebra".

Apoyos visuales. Usa objetos. Por ejemplo, vídeos, láminas, diapositivas, modelos a escala, pizarras, fotografías, dibujos y experimentos, para estimular el sentido de la vista, el principal receptor de enseñanza.

www.oratorianet.com







LECCIÓN 15

EXPLICACIÓN COMPLETA | EXTENSA


Controla tu tiempo

Llegar a tiempo, empezar a tiempo y terminar a tiempo es un arte aparte

Alguien dijo una vez que "El autodominio es la cumbre del desarrollo humano", y no estaba exagerando. La puntualidad es uno de los frutos del autodominio. Mavila anotaba la puntualidad como uno de los factores del desarrollo en su Decálogo del Desarrollo, pero bien pudo haberlos resumido todos en uno solo: La Puntualidad. Porque siendo puntual, una persona desarrolla muchas otras cualidades necesarias para el desarrollo de la personalidad.

Para llegar a tiempo debes organizarte para llegar a tiempo. Una manera sencilla de lograrlo es contando el tiempo al revés. Por ejemplo, en vez de pensar: "Debo llegar a las 6:40 PM, debo comenzar a alistarme una hora antes", es mejor crear un patrón o modelo de comportamiento, un ritual, que tome en cuenta todos los detalles. Fija un día en el que te alistarás con toda la calma del mundo, dando atención a todos los detalles, y toma nota de la hora en que inicias la actividad exclusiva de alistarte. Cuando llegues al lugar de la cita, toma nota del tiempo exacto que tomaste desde


Añade Las 4 Leyes a la voz de tu conciencia

La voz de la conciencia es la voz interior que nos habla interiormente como si fuera otra persona cuando pensamos en algo. Pero no es otra persona. Son nuestros propios pensamientos que brotan espontáneamente de la fuente de nuestros recuerdos acumulados desde que tenemos vida. Es tan sensible que hasta las emociones pueden provocarnos reacciones automáticas, es decir, no acompañadas de un lenguaje. De esta manera, palabras y emociones que viven en nuestra mente nos ayudan a reaccionar ante los diferentes estímulos que recibimos.

Hubo un tiempo en que se creía que la conciencia solo tenía una función punitiva enfocada en el pasado (nos reprendía cuando haciámos algo que interiormente considerábamos incorrecto o malo, y nos censuraba para que modificáramos nuestra conducta, para que no lo volviéramos a hacer). Pero después se descubrió que también podía enfocarse en el futuro y advertirnos del peligro antes de hacer algo que considerábamos incorrecto.

Esa doble función la convierte en legislativa. Por eso, cuando hablamos de "Las 4 Leyes", necesariamente tenemos que hablar de la conciencia. Sin embargo, aunque la conciencia tiene que ver principalmente con la moralidad, en este caso la utilizamos para producir una oratoria eficaz por reflejo condicionado.